Nuestros cuerpos están dotados con una red de receptores llamados receptores cannabinoides, los cuales se encuentran distribuidos en todo el cuerpo creando un sistema denominado Sistema Endocannabinoide (SEC). El CBD aprovecha este sistema para producir sus efectos terapeúticos.

CBD chemical

El sistema endocannabinoide es el sistema neurotransmisor más grande del cuerpo;

y participa en muchos de los procesos fisiológicos del cuerpo, incluyendo el apetito, estado de ánimo, memoria y sensación de dolor. Nuestros cuerpos producen endocannabinoides para activar los receptores del SEC.

Los receptores cannabinoides se encuentran en la superficie de las células y “escuchan” las condiciones de las mismas, para transmitir la información e  iniciar la respuesta celular adecuada.

Existen varios receptores cannabinoides, sin embargo los principales y más estudiados son el CB1 y CB2.

Ambos receptores se encuentran por todo el cuerpo, pero la mayor concentración de receptores CB1  se encuentra en el cerebro, mientras que los receptores CB2 se encuentran en su mayoría fuera del sistema nervioso, como en el sistema inmunológico por ejemplo.

El sistema endocannabinoide existe para responder a los cannabinoides producidos internamente. Sin embargo las investigaciones han demostrado que este sistema también reconoce y reacciona a cannabinoides externos.

El CBD es un cannabinoide, por esta razón puede estimular los receptores presentes en el cuerpo y producir un efecto sistémico. La activación de la adenosina, por ejemplo es lo que le permite producir un efecto antiinflamatorio y reducir la ansiedad. Para conocer más acerca de los beneficios que el CBD puede brindarle a su salud, visite nuestra sección CBD y Salud.