Para comenzar, recomendamos tomar una sola gota. Después de eso, es común tomar algunas gotas varias veces al día. Por lo general, el efecto puede notarse en media hora. Esto depende de factores personales, incluidos la sensibilidad y el metabolismo. Con esta información puede variar las dosis y tomar las gotas de acuerdo a sus preferencias personales y horarios.

Algunos ejemplos son tomarlas por la mañana si los síntomas son más severos en ese momento, o tomar una dosis extra cuando hay molestias.Hay una diferencia entre tomar dos gotas tres veces al día y tomar tres gotas dos veces al día, le recomendamos probarla. El aceite es particularmente adecuado para este tipo de experimentos, debido a la naturaleza inocua del producto y la posibilidad de cero de sobredosis.

No existe un mínimo o máximo establecido para la cantidad de gotas que debe tomar, aunque se puede esperar poco de una sola gota al día y tomar 30 gotas es totalmente innecesario. El objetivo es llegar al nivel o zona que representa la cantidad de cannabinoides activos en el cuerpo y por correspondencia el nivel en que son efectivos para tratar la dolencia. Algunas veces se necesita cierta dosis de activación, luego de lo cual es cuestión de permanecer en la zona. Buscar este punto de inflexión es esencial para tener éxito en el tratamiento.

Para llegar allí, la dosis puede aumentarse con una sola gota a la vez. Luego de un tiempo prudencial, debería quedar claro si funcionó o no. Para obtener información específica puede consultar nuestra sección Dosis Específicas.